COMER SANO EN POCO TIEMPO ¡ES POSIBLE!

Sabemos que comer sano es el camino para mantener nuestro peso ideal , mejorar nuestra salud y sentirnos mejor en general. Sin embargo, hay un factor muy importante que nos impide seguir ese camino: ¡La falta de tiempo para preparar nuestra dieta! Y es que con el trabajo, las responsabilidades familiares y el estrés del día a día, resulta difícil darse un tiempo para elaborar una receta mega saludable que garantice que solo ingerimos lo que nuestro cuerpo necesita


Sabemos que no es fácil, pero también creemos que cuando se tiene una meta, es posible estirar el tiempo para hacerlo más provechoso en nuestro beneficio. ¡Sobre todo si se trata de salud! Por eso hoy te daremos algunos consejos para consumir comida sana si dispones de poco tiempo.

 

  • DESAYUNO

Se  dice que en el desayuno debes de alimentarte como una reina, es decir comer ‘bien’. Pero esto no quiere decir que debas comer bastante o cosas súper pesadas de digerir, ya que esto ocasionará una sensación de llenura y pesadez terrible para comenzar el día. El desayuno ideal de cada persona debe estar en función a las actividades que realiza a diario. Si eres deportista no desayunarás lo mismo que si trabajas en oficina. Eso sí, no puede faltar en tu desayuno una porción de frutas, ya que tiene fibra imprescindible para mantener en equilibrio tu sistema digestivo  y proteína como carne o huevos para aportar energía. Algo muy recomendable es acompañar esto con una taza infusión sin azúcar o una con mínima porción, ya que siempre será mejor evitar el azúcar . De hecho este tipo de desayuno no es nada complicado. Ten diversidad de frutas en tu refrigeradora, huevos y prepárate una infusión ¡No te tomará ni 15 minutos!

  • ALMUERZO

El almuerzo es la comida en la que debes alimentarte ‘Como princesa’. Es decir, con alimentos nutritivos que aporten energía para la mitad del día que falta por vivir, pero que no signifique embotarse, sino que sea en cantidades que permitan mantener tu figura  esbelta sin dejar de nutrirte correctamente . Por ejemplo, un buen plato de ensalada fresca o cocida y un trozo de pollo o res son suficientes para que tu cuerpo absorba lo que necesita en las siguientes horas. Las carnes pueden variar también entre pescado o pavita, que son incluso más saludables. Eso sí, si padeces de alguna enfermedad, lo mejor será buscar una dieta especializada para acompañar tu condición médica.  Te preguntarás ¿Dónde quedó el carbohidrato? ¡Olvídate del arroz! Puedes acompañar tu ensalada y carne con un trozo pequeño de camote o papa sancochada. Esta preparación no debe tomar más de 20 minutos si compras la ensalada ya cortada y envasada (en los mercados cuesta desde un sol), sancochas la carne o la fríes (con poco aceite, eso sí), tardará unos 6 minutos. El camote puedes dejarlo hecho de un día para el otro.

  • CENA

Ya sabes, cena como mendigo. Pero cena. Es decir que no debes quedarte sin comer , al contrario, se refiere a comer ligero y que a la vez sea nutritivo. Toma en cuenta que la ingesta de alimentos pasadas las 8:00pm es negativa ya que la digestión se hará difícil. Lo que se recomienda en la noche es comer algo ligero que genere saciedad. Una vez más reiteramos que la dieta ideal de cada persona debe ser supervisada por un nutricionista , que mida peso, talla, edad y actividad cotidiana para hacer una dieta más precisa.


Una buena alimentación ayuda a que tengas un abdomen plano y  a que tu metabolismo este 100% activo. No olvides que lo óptimo es acompañar tu dieta con ejercicios de al menos 20 min al día.

alimentos que no debes consumir en la noche