¿POROS OBSTRUIDOS? ¡3 FORMAS DE DESHACERTE DE ELLOS AHORA!

Espinillas, puntos negros y acné, son las manifestaciones más comunes de que algo en nuestra piel no está funcionando correctamente. Si bien pueden haber diversos factores que causen estos problemas, hay algo muy básico que debemos asegurar para que la piel de nuestro rostro ‘respire’: ¡Acabar con los poros obstruidos! Y hoy te contaremos 3 formar de hacerlo, pero antes, hablemos un poco sobre el problema.

  • ¿Por qué se obstruyen los poros?

Los poros están en toda la piel y sirven para eliminar el sudor, sal y aceite acumulados. De esta forma, los poros regulan el calor corporal y la hidratación de la piel. Pero a veces estos pueden obstruirse por células cutáneas muertas y la suciedad del ambiente a la que estamos expuestas todos los días.


En la mayoría de casos, los poros se obstruyen por el aceite de sebo que produce nuestra piel y que se acumula y se endurece en ellos. Sobre todo, esto sucede entre quienes tienen el cutis graso  o no mantienen una higiene del rostro óptima.


Estos bloqueos pueden ser de dos tipos: puntos negros visibles y extraíbles , o granitos, que de no ser tratados, pueden hincharse, inflamarse y hasta desencadenar un brote de acné.

 

  • 3 Formas de deshacerte de los poros obstruidos

1. Lava y exfolia tu rostro periódicamente
Todo cuidado de la piel inicia en la limpieza, desde el lavado diario en casa hasta las limpiezas faciales  periódicas, altamente recomendadas si tienes poros obstruidos. El peróxido de benzoilo y el ácido salicílico son dos de los mejores ingredientes que contienen los jabones faciales para el tratamiento de poros obstruidos. El primero descompone el sebo acumulado en los poros y elimina las células muertas de la piel, mientras que el ácido salicílico descompone el sebo y también las espinillas y puntos negros.

Además, el exfoliante es un gran aliado para remover células muertas e impurezas que no pueden desprenderse por sí mismas y obstruyen los poros. El exfoliante que uses y su aplicación dependerán de tu tipo de piel. Hay pieles que lo requieren más suave otras con granos un poco más toscos, o quizá la aplicación de forma semanal o quincenal.

2. Método casero: vapor y banditas limpia poros
Estos ayudan si el problema es leve. La limpieza a vapor es un método que se ha aplicado desde hace mucho tiempo. La idea es situar el rostro a cierta distancia sobre una olla o recipiente con agua hirviendo por 5 a 8 minutos, para que el calor del vapor abra los poros. Incluso puedes agregar distintas hierbas como té verde, menta, manzanilla, entre otras, para potenciar el tratamiento.

Las banditas son un método accesible pero tiene sus limitaciones. Estas se unen a la parte superior de las espinillas y cuando se retiran, se llevan consigo la parte superior de los puntos negros o espinillas. Pero muchas veces aunque la parte superior de las espinillas se vaya, no logra retirarla del todo. Además, quitar las espinillas es una solución a corto plazo, lo ideal es tratar la piel para que deje de producir más espinillas y puntos comedones.

3. Tratamientos profesionales
La vaporización con ozono  sirve para eliminar bacterias, hongos u otro microorganismo que pueda infectar tu piel. Es decir, ayuda a desinfectar y purificar tu rostro. Además regula las glándulas sebáceas equilibrando la producción de grasitud y previniendo la aparición de puntos negros y espinillas.

Por otro lado, el Peeling con Diamantes o Microdermoabrasión  es otra buena opción para mejorar la calidad de la piel que presenta poros obstruidos. Se trata de un tratamiento exfoliante de forma mecánica, que estimula la regeneración de la piel. Lo que hace este tratamiento es retirar todas las células y dar paso a una nueva capa de piel libre de imperfecciones, más suave y luminosa.

alimentos que no debes consumir en la noche