PROTECTOR SOLAR EN INVIERNO ¿ES NECESARIO?

Seamos sinceras, cuando pensamos en protector solar, rápidamente lo asociamos a verano y playa. Y es que en el invierno gris de Lima difícilmente pensaríamos que la aparición de algunos rayos de sol podrían ser dañinos. Pero la verdad es que el cuidado de la piel ante estos debe ser constante en cualquier estación, y hoy te explicaremos por qué.

  • Rayos solares de verano (UVB) versus los de invierno (UVA)

Aunque en verano la presencia del sol es mucho más notoria que en otoño o invierno, la radiación está presente siempre. La diferencia es que según cada estación hay mayor presencia de un tipo de rayos: en verano están los rayos B (UVB), responsables de quemaduras solares y del cáncer de piel y en invierno predominan los rayos ultravioleta A (UVA), que provocan el envejecimiento de la piel.

  • Protector solar en invierno ¡Sí! Pero…

En invierno los rayos son menos agresivos, por ello los dermatólogos recomiendan usar protectores solares de factor medio, como los FPS 15, 20 o 25, a diferencia de los que usamos en verano, que suelen ser de 50 FPS a más. Según la Academia Española de Dermatología, otra opción es usar cremas hidratantes que contengan protección solar de FPS 15 como mínimo.


Algo muy importante: Toma en cuenta que el invierno limeño no es el mismo que el de lugares donde hace frío y además hay nieve. Si vives o vas a lugares donde hay nieve, debes usar un protector solar de más de 50 FPS, ya que la nieve funciona como un espejo y puede reflejar hasta un 80% la radiación solar hacia nosotros, aumentando los efectos de la radiación y provocar quemaduras en la piel.

  • El sol de invierno es bueno, pero con cuidado

No todo es malo. De hecho, según los expertos, exponerse al sol durante los meses fríos puede ser beneficioso para la salud, siempre y cuando no lo hagamos de forma prolongada y sin los debidos cuidados.


El sol es indispensable para sintetizar la vitamina D en la piel, la cual regula, entre otras cosas, la calcificación de los huesos. Además, los rayos ultravioleta reducen también el riesgo de angina de pecho, ya que ayuda a disminuir la presión arterial. Al mismo tiempo, el sol es fuente de salud mental, ayuda a la formación de serotonina, una sustancia neuronal que regula y mejora los estados de ánimo. Los rayos solares también estimulan la producción de cortisol, una hormona que disminuye la inflamación enfermedades como la artritis y la artrosis.


Los dermatólogos aconsejan en invierno exponer sin protector solar brazos y rostro durante 10 a 15 minutos dos o tres días de la semana. Los demás días, se debe usar el protector solar. De esta forma, manejamos los tiempos de exposición al sol que nuestro cuerpo necesita para beneficiarse de sus efectos sin causar daños en la piel.

  • Toma en cuenta lo siguiente

• El protector solar se debe aplicar media hora antes de la exposición al sol y aplicarse nuevamente cada dos horas.
• El protector solar se debe aplicar siempre encima de cualquier otra crema corporal o facial que se utilice, de lo contrario perderá eficacia.
• Tras la exposición al sol, es muy importante beber agua para rehidratar la piel.


En Nativa sabemos la importancia de usar protector solar en cualquier estación del año, sobre todo si te has sometido a algún tratamiento como limpieza facial profunda o peeling con diamantes o ácido glicérico.


Por otro lada parte, si tu piel ha sufrido daños por la radiación o el clima, tenemos para ti tratamientos de hidratación y nutrición para la piel, que devolverán calidad y frescura a tu rostro.

alimentos que no debes consumir en la noche