¿CON QUÉ FRECUENCIA LIMPIAS TUS BROCHAS DE MAQUILLAJE?

¿Has notado que a veces una brocha cuesta más que la propia base? Las hay de diferentes tamaños y calidades, pero cual sea el caso, son una inversión esencial si nos gusta usar maquillaje por eso, y para cuidar la salud de tu piel, debes limpiarlas regularmente. ¿Cómo se hace? Aquí te lo decimos.

  • Un tema de salud

Al estar expuestas al ambiente, tus brochas de maquillaje son propensas a almacenar bacterias y suciedad, que puede afectar la producción de colágeno y elastina en tu piel, y hasta desencadenar un brote de acné o infecciones graves.

  • No cumplen su función

Si dejas que el maquillaje se adhiera y acumule por mucho tiempo en tus brochas, las cerdas se tornarán duras. De modo que cuando las uses, estas no dejarán el acabado que esperabas en tu rostro, sino que la base se verá veteada. Además sentirás el efecto ‘lija’ de pasar algo muy duro sobre tu piel.


Otro efecto negativo es que al tener rezagos de base pasados, cuando la vuelvas a usar el color de tu piel no quedará parejo o como esperabas.

  • Limpieza correcta y mayor duración

Si quieres evitar problemas de salud y gastar en nuevas brochas, lo ideal es que las limpies una vez a la semana. La limpieza varía según la calidad de la brocha. Las de pelo natural se lavan con un poquito de shampoo y agua, mientras que las de pelo sintético primero hay que limpiarlas con aceite de oliva para despegar el maquillaje endurecido antes de lavarlas con shampoo.


En ambos casos, el lavado debe ser suave y delicado, frotando con las yemas de los dedos. Al momento de secar, lo mejor es darle forma a las cerdas en el sentido que corresponde para que no pierdan su estructura y se mantengan como un todo parejo. Luego hay que dejarlas secar completamente sobre un trozo de papel.

  • Hora de deshacerte de ellas

Si ya llegaste al punto en que la brocha está muy dura y, aun con el lavado recomendado, no retoma su forma, tendrás que deshacerte de ella y comprar otra. Esta vez podrás tener más cuidado para que dure más tiempo.


No lo olvides, la limpieza semanal es lo ideal para que tus brochas duren más y no perjudiquen tu salud. Por otra parte, es cada cierto tiempo es recomendable desintoxicar la piel del maquillaje con una limpieza facial profunda, para retirar las células muertas, humectar y devolverle vitalidad mal rostro.

alimentos que no debes consumir en la noche