5 ERRORES DE LIMPIEZA FACIAL QUE DEBES EVITAR AHORA

La limpieza del rostro parece la parte más fácil del ritual de belleza casera, pero a veces sucede que lo hacemos basadas en los consejos de amigas o de mamá y olvidamos que cada piel es diferente y requiere cuidados distintos. Para evitar que este buen hábito del cuidado de la piel termine siendo nocivo para ti, hoy te mostraremos los 5 errores de limpieza facial que debes evitar ahora mismo.

  • 1. No usar el producto correcto

Un producto para limpieza facial debe quitar la suciedad, y en algunos casos también el maquillaje, sin embargo, no debe ser tan agresivo como para dejar tu piel sin sus aceites naturales. Lo óptimo es que conozcas tu tipo de piel (seca, mixta o grasa) y pruebes productos que vayan acorde a ella. Prueba marcas conocidas o fíjate en los comentarios positivos o negativos que otras mujeres hagan sobre el producto.

  • 2. Temperatura inadecuada

De seguro escuchaste alguna vez que ‘el agua caliente abre los poros y el agua fría los cierra’. Esto no es más que un mito. Lo que sí es cierto es que el agua caliente relaja los músculos del rostro, pero también puede desequilibrara los aceites de protección natural de tu piel, causando resequedad y una producción mucho mayor de sebo.

  • 3. Exfoliar demasiado

El rostro es una de las partes más delicadas del cuerpo y merece un cuidado especial y muy cuidadoso. La exfoliación es una buena práctica para retirar células muertas, pero hay que tomar en cuenta algunas cosas: Exfoliar como máximo 3 veces por semana si tu rostro es muy graso y usar exfoliantes suaves y cuyos granos no causen heridas en la piel, sobre todo si tienes la piel sensible.

  • 4. Limpiarse demasiado

La frecuencia de la limpieza diaria también es un factor que altera la piel y puede causar un efecto inverso. Lo recomendable es hacerlo por la mañana y la noche con los productos que usualmente usas. Sin embargo, cuando tengas días poco agitados o te quedes en casa, lo mejor será realizar una limpieza simple, para dejar descansar y respirar un poco la piel.

  • 5. No cambiar la toalla.

Con el uso cotidiano,  las toallas suelen ser lugares en los que se acumulan bacterias y gérmenes, ya que se encuentran en el baño. Hay que tener mucho cuidado, sobre todo, con las que usamos para el rostro, para no arrastrar estos agentes de vuelta hacia nuestra piel. Cambiar la toalla facial con regularidad asegurará que la limpieza y secado de nuestro rostro sea el más adecuado.


Recuerda que además de la limpieza facial casera, puedes acudir a Nativa para realizarte Limpieza Facial Express, en la que nuestras especialistas se encargarán de dejar tu piel limpia, tonificada y suave. Y si buscas algo que mejore aún más la calidad de tu piel, pregunta por nuestra Limpieza Facial profunda, que limpia, tonifica, repara y aclara tu piel.

alimentos que no debes consumir en la noche