UÑAS: ¡ASÍ ES COMO SE CORTAN CORRECTAMENTE!

Coges el cortaúñas y ¡Crac! la cortas. Y si gustas de algún estilo en especial, vas al salón por una linda manicure o pedicure. Y listo. Parece simple, pero la verdad es que estas pequeñas partes de nuestras extremidades merecen más atención para evitar infecciones por cutículas heridas, uñeros u hongos. Hoy te mostraremos la manera correcta de cortarte las uñas.

 

  • Pie derecho y rectas

Usualmente nos cortamos las uñas de los pies con las piernas cruzadas, de modo que vemos el pie de forma diagonal. Lo ideal es hacerlo en un lugar bien iluminado, apoyando el pie en algo estable, en un ángulo en que veamos el pie derecho, no en diagonal. Así podremos realizar un corte recto, parejo, que parezca cortado de un solo tajo, sin irregularidades, prolijo. Un tip: es mejor cortárselas después de la ducha, ya que estarán más suaves y manejables

 

  • Cortaúñas versus alicates para uñas

Es la herramienta más usual para darle tamaño y forma a las uñas, pero no la más adecuada. Por su forma, este suele hacer un corte semi redondeado, que en muchos casos puede generar uñas encarnadas (inflamación de la piel porque una esquina de uña se ha clavado allí).
Los alicates para pedicure son mejor idea, porque se puede controlar mejor el recorrido del corte y lograr que sea recto.

 

  • Usar el mismo cortaúñas de las manos para los pies

Es antihigiénico y puede ser nocivo para la salud ya que las uñas de cada par de extremidades podrían tener diversas enfermedades, como hongos, y contagiar a las demás.

 

  • Lo más estético no siempre es lo más saludable

Desde hace algunos años han aparecido una serie de ‘tratamientos’ para mejorar la estética de las uñas: postizos de diversas calidades, cutículas out, esmaltes de larga duración, entre otros. Estos ‘tratamientos’ pueden resultar dañinos para la salud de tus uñas


Por ejemplo, las cutículas son una reserva de queratina y protegen a la uña de infecciones. No es bueno cortarlas casi al ras, ni en manos ni en pies, ya que hacerlo puede provocar heridas e inflamación en la base de las uñas.

Además, es mejor evitar las uñas postizas, ya que la gran mayoría de los pegamentos que se usan son tóxicos e incluso pueden provocar hongos. De igual forma, es mejor evitar el uso continuo de esmaltes ya que las uñas no oxigenen como deberían y se debilitan.  Por último, usar el quitaesmalte es nocivo, ya que es mucho más agresivo que el alcohol.

alimentos que no debes consumir en la noche