4 CUIDADOS BÁSICOS PARA TENER UNAS PESTAÑAS ATRACTIVAS

Unas pestañas largas, rizadas y voluminosas son la ilusión de toda chica. Por eso, hacemos hasta lo imposible por lograrlo: aplicamos todo el maquillaje que sea necesario y estamos pendiente de lo último en tratamientos para rizado porque queremos vernos bien.
Sin embargo, parte de lucir unas pestañas lindas tiene que ver con el cuidado que tengamos hacia ellas. Por eso hoy te contaremos cuatro cosas básicas que debes hacer para tenee unas pestañas sanas y atractivas.

  • Utiliza productos de calidad

A veces, por querer ahorrar dinero, terminamos comprando productos que no solo no cumplen con lo que dice en la etiqueta, sino que terminan siendo nocivos para la salud de nuestros ojos. Cuando compres tu próxima máscara de pestañas, asegúrate que sea de marcas conocidas y, mejor aún, si incluyen vitaminas que nutren la fibra de la pestaña.

  • Los excesos son dañinos

Esto aplica para la vida y las pestañas. A veces queremos lograr un efecto súper dramático y presionamos tan fuerte y seguido el rizador, que terminamos por quebrar nuestras pestañas o, peor aún, sacándolas de raíz. Es mejor usar una cuchara, tal como lo hacen las mamás. Además, te recomendamos que al menos una vez a la semana dejes respirar a tus pestañas, sin rizarlas ni maquillarlas. Vale la pena.

  • Desmaquíllate antes de dormir

Lo dicen dermatólogos y estilistas: es importante quitarse la capa de maquillaje antes de dormir. Esto es importante para mantener una piel sana y, en el caso de las pestañas, dejarlas respirar de forma natural para que se conserven saludables y no se te caigan. Además, puedes aprovechar la noche para aplicar algún tratamiento específico para fortalecerlas.

  • Huméctalas para que crezcan

Este es el secreto: lo que hace que las pestañas crezcan es la humectación. Para conseguir unas pestañas largas, te recomendamos aplicar aceite de coco, almendras o de oliva en pequeñas cantidades sobre el nacimiento y las puntas de tus pestañas. Deja que el aceite actúe toda la noche y enjuaga por la mañana. Sé disciplinada y verás los resultados.

alimentos que no debes consumir en la noche