¿INFLUYE EL METABOLISMO EN NUESTRO PESO CORPORAL?

Cuántas de nosotras no hemos querido bajar de peso rápidamente, pero sentimos que hagamos lo que hagamos no perdemos esos kilitos que creemos que otras mujeres fácilmente lo pierden. Entonces pensamos que quizá ellas tienen un mejor metabolismo que les ayuda a bajar de peso de forma rápida y sin tantas complicaciones. Pero, ¿realmente sabemos qué es el metabolismo? ¿Si realmente es un factor que determina nuestro peso? A continuación conozcamos un poco acerca de qué es el metabolismo y sus implicancias en la búsqueda del peso ideal.

  • ¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es un proceso simple. Consiste en una serie de reacciones químicas que se producen en nuestro cuerpo al transformar lo que comemos más el oxígeno que respiramos en ATP. Pero,  ¿qué es el ATP? , pues es la molécula que las células necesitan para utilizarlas como fuente de energía química.
Al igual que un carro necesita de gasolina, el cuerpo necesita de ATP para funcionar. Si se te contrae alguna fibra muscular, o si las células de tu piel tienen que regenerarse necesitas de ATP. Lo necesitas en general, para todo.
Tu cuerpo consume energía siempre, incluso cuando estás sentado. Los latidos del corazón, la respiración, la circulación sanguínea, etc., requieren de gastar al menos el 70% de energía que consumes a diario sin necesidad de moverte. Esto es llamado metabolismo basal, el cual depende de tres factores:


1. El tamaño de los músculos: mientras más músculo se tenga, mayor será la cantidad de calorías que consuma el cuerpo aun así se esté en estado inmóvil.

2. El sexo: Los hombres, por lo general tienen poca grasa y más músculo por lo que tienden a consumir  más calorías.

3. La edad: al envejecer se disminuye la capacidad de quemar calorías debido a que se pierde masa muscular.
Pero, hay otras actividades en que tu cuerpo también gasta energía:
1. La actividad física: Subir escaleras, cargar las compras, levantarte de la cama, caminar a la tienda, correr, consume mucha energía

2. La digestión también consume energía pero solo un 10% del total diario.

De todos estos factores que consumen energía en el cuerpo, solo hay tres que se pueden controlar:


• La comida: Nosotros podemos regular la cantidad de comida que ingerimos.
• El tamaño de tus músculos: Si queremos tener mayor masa muscular  podemos aplicar ejercicios específicos que nos ayudará a tener mayor masa muscular.
• La actividad que haces cada día: Puedes realizar mucha o poca actividad física según tus posibilidades de tiempo y estado físico.

Entonces, ¿Influye o no el metabolismo sobre nuestro peso?
Sí. Las personas con metabolismo lento, así hagan ejercicios o coman poco, queman menos grasas y por ende la almacenan en su cuerpo. A diferencia de las personas que tienen un metabolismo rápido y queman mucho más calorías.

La naturaleza del cuerpo está programada para almacenar energía (calorías) en forma de grasa para prevenir tiempos de escasez. Por eso, cuando nos sometemos a dietas muy estrictas el cuerpo hace más lento el metabolismo con el fin de quemar menos calorías. De ahí, que muchas dietas donde se reduce la cantidad de raciones de forma radical el peso perdido se recupera de forma rápida, llegando a veces hacer engordar más aún.

Es simple en realidad, si cada día dejamos de comer 200 calorías (lo equivalente a unos 25 g. de grasa), cada año perderíamos unos 9 kilos, lo que al cabo de 7 u 8 años habríamos desaparecido. Entonces el cuerpo, para evitar esto, reduce el metabolismo.

Por eso, es recomendable que las dietas tengan otra dirección más que reducir calorías, más bien deben enfocarse en aumentar la rapidez del metabolismo.

  • ¿Cómo acelerar mi metabolismo?


1.-Desayuna algo nutritivo todos los días: El cuerpo deja de acumular grasa si obtiene la energía necesaria como la que brinda el desayuno. El cuerpo trabaja con el alimento que le damos y baja de peso de forma natural.

2.- Agrega el té verde a tu dieta: El té verde tiene propiedades antioxidantes, y además se ha descubierto recientemente que ayuda a acelerar el metabolismo, lo cual permite perder peso rápidamente.
3.- Come alimentos ricos en omega 3: Los pescados son ricos en ácidos grasos omega 3 que ayudan acelerar tu metabolismo y regulan los niveles de azúcar en la sangre.
4. No elimines todas las calorías de tu dieta: Nuestro cuerpo se alerta cuando le damos menos calorías llegando a incrementar reservas de energía en forma de grasa. Lo recomendable es comer 6 veces al día (300 calorías cada) y evitar pasar extensos períodos de ayuno.
5. Agrega distintas intensidades al ejercicio: Si incrementas la intensidad a la hora de hacer ejercicios en algunos intervalos de tiempo como 30 segundos y luego regreses a la intensidad normal harás que tu cuerpo consuma más energía.
6. Toma un descanso después de ejercitarte: El descanso después del ejercicio es un elemento clave que complementa el aumento del metabolismo.
7. Evita las grasas trans: Ya que reducen la habilidad natural de tu cuerpo para quemar grasa. Esto se debe a que alteran nuestras células y alargan nuestro metabolismo.
8. Incrementa la ingesta de proteína: El cuerpo tarda más en digerir los alimentos ricos en proteína que los ricos en carbohidratos o grasa.  Por eso que al consumir proteínas te sientes satisfecho por más tiempo, mientras que tu metabolismo sigue trabajando y quemando grasa para lograrlo. Esto se traduce en un aceleramiento considerable de tu metabolismo y en una reducción de hambre.


Si sigues estos consejos puedes darle la oportunidad a tu organismo de mantenerse sano de forma natural y autorregulada. Aunque si bien sabemos que la genética puede marcar algunas características de nuestro cuerpo, con algunos cambios en nuestra forma de comer y el estilo de vida que llevemos podemos modificar y lograr aquello que deseamos. Así que si buscas mejorar  tu estilo de vida, bajar de peso y resaltar tu belleza natural; en Nativa Spa nos encargaremos de brindarme la mejor orientación nutricional y de belleza estética. Visítenos pronto, estaremos encantados de atenderte.

alimentos que no debes consumir en la noche